domingo, 21 de agosto de 2011

22 de Agosto de 1951: Eva Perón renuncia a ser vicepresidenta del Gral Perón


En la historia del peronismo, el 22 de agosto de 1951, es una fecha histórica para el conjunto del movimiento nacional. Hoy lo recordamos, reproduciendo el diálogo en que Eva se dirige a la muchedumbre y en esa simbiosís que se produce entre los grandes líderes y su pueblo, anuncia su renunciamiento" a los honores pero no a la lucha".


Evita: (se dirige al pueblo y a Perón) Hoy, mi general, en este Cabildo Abierto del Justicialismo el pueblo preguntó que quería saber de que se trata. Aquí ya sabe de qué se trata y quiere que el general Perón siga dirigiendo los destinos de la Patria.
Pueblo: ¡Con Evita! ¡Con Evita!
Evita: Yo haré siempre lo que el pueblo quiera. Pero yo les digo que así como hace cinco años he dicho que prefería ser Evita, antes que la mujer del presidente, si ese Evita era dicho para aliviar algú dolor de mi Patria, ahora digo que sigo prefiriendoser Evita. La Patria está salvada porque la gobierna el general Perón.
Pueblo: ¡Que conteste! ¡Que conteste!
Espejo: Señora, el pueblo le pide que acepte su puesto.
Evita: Yo le pido a la Confederación General del Trabajo y a ustedes, por el cariño que nos profesamos mutuamente, para una decisión tan trascendental en la vida de esta humilde mujer, que me den por lo menos cuatro días.
Pueblo: ¡No, no, vamos al paro! ¡Vamos a la huelga general!
Evita: Compañeros, compañeros...yo no renuncio a mi puesto de lucha. Yo renuncio a los honores. (Con voz titubeante y quebrada por las lágrimas) Yo haré, finalmente, lo que decida el pueblo. (El pueblo comienza a darmuestras de alegría) ¿Ustedes que si el puesto de vicepresidenta fuera un cargo y si yo hubiera sido una solución no habría contestado ya que sí?
Pueblo: ¡Contestación! ¡Contestación!
Evita: Compañeros, por el cariño que nos une, les pido por favor que no me hagan hacer lo que no quiero hacer. Se los pido a ustedes como amiga, como compañera. Les pido que se desconcentren (El pueblo no se retira)
Compañeros...¿Cuándo Evita los ha defraudado? ¿Cuándo Evita no ha hecho lo que ustedes desean? Yo les pido una cosa, esperen hasta mañana.

Espejo: La compañera Evita nos pide dos horas de espera. Nos vamos a quedar aquí. No nos movemos hasta que nos de la respuesta favorable.
Evita: Esto me toma de sorpresa. Jamás en mi corazón de humilde mujer argentina pensé que podía aceptar este puesto...Denme tiempo para anunciar mi decisión al país en cadena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares