jueves, 13 de agosto de 2009

Escuela Normal: Discurso del 17 de Agosto

La Escuela Normal Superior, símbolo de la enseñanza pública y formadora de maestros, en el año de su centenario, conmemora un nuevo aniversario del paso a la inmortalidad de Don José de San Martín, general de la nación, padre de la patria, hombre de familia y guerrero de mil batallas.

Que palabras podemos decir, iniciado el siglo XXI, sobre su figura, que no se hayan escrito en estos 159 años de su muerte.

Queremos, hoy, referirnos al San Martín poco conocido y menos imaginado, al guerrero, al general en su escenario natural: la guerra, para dar una respuesta a la historia oficial. Reemplazar el bronce por el barro. Poner las cosas en su lugar, sin saltear ni descuidar ningún lugar o aspecto de su vida.

Bajarlo del pedestal y ubicarlo en el llano para mostrarlo tal como era un prócer, un revolucionario, un hombre que conoció la grandeza, el desencanto y, como cualquier mortal, las miserias humanas y la crueldad.

La Argentina-como una constante en su discurso oficial-asordina la épica y ningunea a sus guerreros, y le regaló-a lo largo de su historia contemporánea-a la derecha militar el sentimiento y la simbología sanmartiniana.

San Martín fue caníbal izado por las dictaduras, usurpado en su iconografía y utilizado de paraguas para la perpetuación del poder.

Por eso, queremos rescatar la épica que presenta a San Martín como guerrero.

Aquel Capitán que en 1808 conduce a los húsares españoles a la muerte y a la gloria. Y cuatro años después, un coronel dirige a sus granaderos en un combate letal contra las tropas españolas.

Aquel Capitán y este Coronel son la misma persona.

Antes y después se suceden batallas, muertes, traiciones, linchamientos, intrigas, persecuciones, complots, juramentos secretos y hasta una amarga historia de amor.

Ya no existen héroes de corazón puro.

El San Martín que nos apasiona y que admiramos es humano y falible, a veces oscuro e injusto, pero a la vez heroico. Queremos volver a la épica sanmartiniana sin pomposidad.

Queremos un San Martín, a quien solamente le preocupaba nuestra existencia misma. El que nos infundió con ello para toda la historia una manera de ser: un pueblo soberano en el concierto de la humanidad.

El que nos inculcó la dignidad, la justicia, el desinterés, la generosidad, la soberanía sin egoísmos, la manera argentina “de ser lo que se debe ser o no ser nada”.

La Escuela Normal Superior, quien toma el nombre del héroe de Bailen, en 1919, a pedido de la entonces vice directora Srta. Beatriz M. Ronco y bajo la dirección de Sr. Lázaro Fernández, rinde un nuevo homenaje al General San Martín con la mira puesta en el Bicentenario de la Nación Argentina y con la convicción que “no era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente”.

Muchas Gracias por su silencio y atención.

Dr. Mario Enrique Abait

Director de Secundaria Superior

Escuela Normal Superior

“Don José de San Martín”

En el año del centenario: 1910-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Google

Loading...