domingo, 22 de febrero de 2015

La Marcha del 18 F: El patriciado de Tandil estuvo presente ¿y el pueblo donde está ?

(Foto gentileza Hernán Abella)
Foto publicada en Nueva Era
Nota de Juan Perone ( en www.políticatandi.com.ar)

-La Marcha del Silencio por Nisman reunió en Tandil a varios miles de personas.  Los medios locales difieren.  Hablan de 7 mil, 5 mil y hasta de 3 mil personas.  La Policía coincide con la cifra intermedia.  En todo caso fueron muchos los vecinos que decidieron salir a la calle a expresar su descontento.  Muchos más de los que habitualmente se reúnen convocados por otros sucesos locales.  La cifra de movilizados se acerca a la que se consiguió hace un año para pedir el fin del cepo al dólar.
-En Tandil convocaron a la marcha los dirigentes políticos del radicalismo, del macrismo y del massismo.  Convocaron y fueron.  Algunos de esos dirigentes son conocidos referentes de esos espacios: como Civale (presidente de la UCR local), Ersinger (histórica referencia local de Macri) y Urruty (por el massismo en ciernes); y otros, como Raúl Escudero, con una pertenencia política incierta en la que resulta más sencillo definir lo que seguro “no son” que lo que podrían llegar a ser.
-Nueva Era convocó a la marcha con su sirena.  El histórico artefacto montado en la azotea del vespertino, durante décadas, cuando los medios no presentaban la abundancia ni gozaban de la llegada actual, indicaba a los tandilenses que un suceso histórico podía cambiarles sus vidas.  Los convocaba a leer la cartelera. Guerras, caídas de gobiernos, asunciones de dictadores o muertes notables eran su motivo.  En los últimos tiempos, son el prólogo habitual de los caceroleos en la plaza.  Nueva Era nació como diario militante y así terminará sus días aunque los principios progresistas y populares de su fundador brillen menos que sus picaportes. 
-El intendente Miguel Lunghi asistió.  La última vez que fue a una marcha similar fue por la 125 y los reclamos del campo.  Es importante saber que puede marchar.  Es importante saber que se le puede reclamar su presencia en otras marchas.  Lo mismo para sus funcionarios.  Dijo que había asistido como vecino y no como Intendente.  Lunghi desafía a Parménides, quien dijo que no se puede ser y no ser al mismo tiempo.  Está claro que a veces es intendente, a veces pediatra y a veces, vecino.  A veces es radical de cuna y tumba y a veces no tiene colores partidarios.
-Tandil tiene una Fiscalía Federal que no adhirió a la marcha convocada por sus pares.  Es una simplificación útil pensar en un solo sector y una sola posición.  Los fiscales convocantes tienen más detractores que seguidores, aunque por el momento se olviden las causas que pesan sobre los hombres de la Justicia.  Los trabajadores del Poder Judicial tampoco son “uno” a la hora de los apoyos.  Esta movida acelerará el proceso de escisión del sindicato de Puimato que pretende habla en nombre de todos.
-La marcha fue la más política de los últimos tiempos.  Nisman está condenado al uso eterno.  Todo indica que fue un engranaje de una estrategia geopolítica digitada por Estados Unidos e Israel, todo indica que fue usado por la comandancia paralela de la SIDE, todo indica que ahora sirve, post morten, a una oposición que no sabe cómo llegar al poder por sus propios medios.  La verdad sobre el caso Nisman ya no importa.  Si se consiguiera establecer a través de la investigación y sus pruebas, ni siquiera sería creída por todos los sectores.  En el país donde se cree que Yabrán sigue vivo en una isla del Caribe, que Néstor Kirchner no murió, que una cañonera partió a Europa con lingotes de oro y que Hitler comió chocolate en rama en Bariloche, amparado por Juan Domingo Perón, la verdad tiene menos importancia que la conveniencia de la ficción. 
-El patriciado de la ciudad estuvo presente.  Apellidos de renombre y campo bajaron un escalón.  Apellidos de asalariados de ingente ingreso mensual subieron un escalón. El problema de esta sociedad es que una sola parte se cree la historia.  La otra parte, siempre ha sacado lo que necesita de los otros a cambio de una palmada paternal.  El romanticismo es típico del burgués asalariado.  Y el pragmatismo les ha dado a los poderosos el poder.  El poder y el cobijo de la Justicia.  La que ayer se decía defender en nombre de todos. 
 -Ayer unas cinco mil personas pidieron libertad guiados por agentes de tránsito, cuidados por policías, seguidos por los medios de comunicación y seguros de que al día siguiente todos los medios de comunicación iban a habla de ellos.  No importa. Para algunos el Peronismo será siempre una dictadura o una asociación ilícita.  La historia indica que para los abuelos y padres de muchos de los que marcharon ayer era preferible una dictadura al populismo.  No es una cuestión económica ni política.  Es médica.  Como un eczema.
-Una de las mejores definiciones de la marcha (nacional) de ayer la hizo el periodista Alfredo Leuco, parte del armado de la movilización, en una descripción para el recuerdo: "la de ayer no fue una marcha de hippies, fue una marcha de gente de bien".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares