domingo, 28 de diciembre de 2014

Papa Noel: Radicales sin paz, les sale la intolerancia hasta con Papa Noel..







COMPETENCIA DESLEAL

Quien no pasó la Navidad con “normalidad” este año fue Papá Noel, el mismo que hace más de 30 años recorre las calles céntricas de Tandil convidando caramelos a los niños que pasean junto a sus familias en vísperas de Nochebuena. 
Este vecino que lleva adelante el especial agasajo a pulmón, aportando su tiempo, su camioneta y recolectando donaciones entre comercios amigos, fue echado de la Plaza Independencia por personal del Municipio. 
Es que el 24 por la tarde, estaba el Papá Noel “oficial” -léase el que contrata la gestión del intendente Lunghi- en la Glorieta, preparado para sacarse fotos con los chicos. Justo llegó su “competencia”, sentado en la caja de la camioneta blanca, al lugar donde para todos los años. De inmediato, decenas de pequeños comenzaron a rodearlo y posaron para cámaras y celulares. 
Se encontraba Papá Noel ocupado en esos menesteres cuando observó que dos personas del Municipio le pedían al chofer que sacara la camioneta. “Te tenés que ir de acá”, le decían en tono amenazante. Ante esta situación, les recordó que la plaza es pública y les recomendó que llamaran a la policía para “desalojarlo”. 
Evidentemente, a la gente de protocolo le molestó la “competencia” que apareció de improvisto en el espacio público más representativo de Tandil...

SEGUNDO EPISODIO

Y en el tren de los destratos que ha recibido durante estas Fiestas, el Papá Noel “ad honórem” padeció otro incidente, en la peatonal. En principio, le abrieron paso para que transitara con su camioneta por 9 de Julio y enseguida se vio en medio de un enorme grupo de chicos y grandes que celebraban su presencia. 
En ese instante, arribó un inspector de la Dirección de Tránsito, quien comenzó a reclamarle que se fuera del lugar. Pero Papá Noel estaba “trabado” por la masa de gente que le impedía arrancar el vehículo, entonces el empleado público se impacientó y sacó el talonario de multas para infraccionarlo, argumentado que se encontraba mal estacionado. 
De inmediato, el hombre vestido de rojo y blanco le pidió a la gente que lo dejara avanzar porque le iban a hacer la boleta. La reacción del público fue inmediata: lanzó una extensa serie de improperios contra el agente de Tránsito, que debió emprender la retirada cabizbajo. (Oído Agudo, dixit)



Nota del Director del blog:  Hasta aquí la info del Diario El Eco, en este domingo post Navidad; pero nada sucede sin una causa y este caso es uno de los tantos que protagoniza esta gestión municipal desde el 2003 a la fecha. Por supuesto, que avalado por una parte importante de la ciudadanía, que con o sin conocimientos de las cosas, ha dejado correr durante muchos años estas manifestaciones de autoritarismo, sectarismo e intolerancia hacia el otro. "El otro", en el 90% de los casos son compañeros peronistas que trabajan desinteresadamente por su ciudad, que lamentablemente, el municipio no tolera que "otros" realicen tareas solidarias (aunque sean desde hace muchisímos años) con los niños y niñas de la comunidad en Navidad y Reyes. Ya en el 2003 "liquidaron de cuajo" el desfile del 9 de Julio que se venia haciendo sobre la Avda Primera Junta, por parte de las instituciones del barrio y el Ejercito Argentino. No pudieron soportar que estando ellos en el gobierno no fueran los organizadores. No tuvieron mejor idea, que erradicar dicho evento, y eliminar a las instituciones barriales de dicha Fiesta de la Patria. Ni siquiera las invitaron (nobleza obliga) a ser parte de la organización que a partir de entonces realiza el municipio. 
Este simple botón de muestra ya avizoraba la política del lunghismo hacia las expresiones diferentes que conviven en nuestra sociedad. O nosotros o nadie. Esa fue la consigna y así se desarrollo durante estos largos años de Lunghismo en Tandil. Lo mismo está pasando con nuestros jubilados. El mandamás del pueblo quiere hacer lo que quiere y mantener la rentabilidad de sus amigos en la Clínica Chacabuco extorsionando con suspender los servicios de los miles de jubilados en la Clínica, y de paso avisa, que el HRS no puede absorber la demanda que generaría dicho corte de atención. Tanto una como otra, depende del Intendente y a eso agregamos el negocio del CAMI emergencia y estamos en manos de un "monopolio clarinesco" en la Aldea Serrana. 
¿Despertará el vecino que duerme en el Tandil Soñano de la tormenta que se avecina, o seguirá cultivando ese individualismo acendrado que hasta la fecha cultiva?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares