domingo, 16 de octubre de 2011

Panorama Nacional a una semana de los comicios


Por Pedro Noel Romero, de la redacción de NOVA.

A siete días de la elección presidencial hay en el ambiente político toda la sensación de que el candidato por el Frente de Izquierda, Jorge Altamira, se impondrá a la candidata de la CoaliciónCívica Elisa Carrió y hasta Eduardo Duhalde estaría a punto de ceder frente a la fuerza partidaria que para la elección primaria se había propuesto alcanzar los 400 mil votos que le permitieran estar en carrera el domingo próximo. Y cosechó 100 votos por encima de ese objetivo.

Todos los sondeos indican que el electorado obligará a Lilita y al ex presidente interino a alejarse definitivamente la política y no se trata de ninguna maniobra de nadie, menos de las encuestadoras. Es el resultado de la cosecha luego de tanta siembra de onda negativa, odio, rencor y la pelea entre ambos por quien soplaba y disparaba más fuerte vientos apocalípticos.

Después de los trágicos 19 y 20 de diciembre del 2001 con el país a la deriva social, económica e institucionalmente, la sociedad argentina no quiere volver a escuchar de boca de nadie que “el país va a explotar dentro de poco”, según han venido vaticinando de forma recurrente los líderes de la CC y el Peronismo Federal que se presenta por Unión Federal.

Por su parte, el candidato del Frente Amplio Progresista Hermes Binner sigue sumando adhesiones de extrapartidarios e independientes. Éstá segundo en las encuestas. Tras la elección primaria del 14 de agosto, el gobernador santafecino que tiene como compañera de fórmula a la senadora cordobesa Norma Morandini acaparó voluntades sobre todo de la UniónCívica Radical pero también lo siguen peronistas disidentes desencantados con Eduardo Duhalde.

Al Peronismo Disidente, Alberto Rodríguez Saá y Felipe Solá le asestaron dos mazazos letales. Tanta disputa entre el mandatario puntano y el caudillo de Lomas de Zamora dejaron a los peronistas anti K pendiendo de un hilo de lana que terminó de cortar el ex gobernador Solá.

Independientes y radicales y peronistas desencantados con Ricardo Alfonsín y Francisco De Narváez y con Duhalde, buscaron refugio en el Frente Amplio Progresista y, al parecer, también una importante porción del electorado están pensando en castigar la visión apocalíptica de los candidatos de la CC y Unión Federal inflando las posibilidades de Jorge Altamira de realizar una elección digna dentro de siete días.

Alfonsín quedó demasiado solo y golpeado tras los resultados del 14 de agosto y los vaivenes en su sociedad con De Narváez. El colorado empresario de medios de comunicación y todos los dirigentes del radicalismo mendocino, Roberto Iglesias, Víctor Faiad, increíblemente el titular del Comité Nacional Ernesto Sánz y Julio Cobos (siempre abierto a cualquier traición), dieron rienda suelta a una diáspora que se extendió por todo el territorio nacional.

A una semana de la elección presidencial a la UCR no le será suficiente con tener un cura en cada pueblo y fiscales de norte a sur y de este a oeste del país. Es que los sellos no votan y si desde dentro de la estructura partidaria le dan la espalda al candidato a presidente; y puertas afuera del partido Francisco De Narváez apela a una y cien estrategias para escapar del acuerdo que lo ligó al hijo de Raúl Alfonsín, no hay forma de cosechar un buen resultado el domingo próximo.

Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Ricardo Alfonsín quedó absolutamente solo, con apenas el oxígeno mínimo que suponen los spots de campaña en los que pareciera exhibir una fortaleza que no tiene porque día a día después del 14 de agosto los afiliados y candidatos radicales fueron eligiendo distintos salvavidas camino a las urnas.

Para muestra bastan apenas algunos ejemplos puntuales que dieron en las últimas horas en la provincia de Buenos Aires. Numerosos candidatos a intendente por la UCR han aceptado repartir la boleta del Frente Amplio Progresista. Solamente anoche se conocieron acuerdos con Ernesto Cladera (Olavarría), con Mabel Cledou (Partido de Saavedra) y con Leo Poysegú (Navarro).

No solamente Alfonsín saldrá herido en las urnas la próxima semana. Francisco De Narváez invirtió más de 4 millones de dólares en publicidad en los últimos días pero es probable que el 23 de octubre coseche muchísimos menos votos que el 14 de agosto porque la gente no le perdonará la traición, primero, al firmar un acuerdo con la UCR y luego, la marcha atrás con ese pacto una vez conocidos los resultados de las primarias.

Además, hubo una levantada muy importante en las últimas dos semanas de Margarita Stolbizerque la iban acercando a un virtual empate técnico con el empresario mediático en la carrera por la gobernación. La candidata del FAP intensificará la actividad proselitista en territorio bonaerense y junto a Hermes Binner encabezará un  acto en La Plata el miércoles 19 en el Club Atenas. Será el cierre de la campaña provincial y en respaldo del candidato a Intendente Luis Malagamba.

También el miércoles el FAP efectuará el cierre de campaña en Capital Federal, en el micro Estadio de Ferro Carril Oeste; mientras que el jueves organizarán el cierre nacional en Rosario (en la Costa del Río) donde calculan reunir unas 30 mil personas.

Ricardo Alfonsín programó para este lunes 17 de octubre una recorrida por ciudades y localidades de la Cuarta Sección Electoral. Encabezará actos en Bragado, Chivilcoy, Chacabuco y Arenales para finalizar su actividad con un encuentro con habitantes y afiliados radicales de la ciudad de 9 de julio.http://www.novanacional.com/nota.asp?n=2011_10_16&id=26722&id_tiponota=4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares