martes, 19 de julio de 2011

Ricardo Forster sobre 6,7,8: "imbecibilidad estructural"






Forster parece rezar para que los panelistas de 6,7,8 sean al menos, un poquito menos cristinistas que Cristina.


Bueh!... era hora que los muchachos de Gvirtz recibieran una sopa de su propio chocolate y venida desde uno de los suyos. Parece que Forsterexplotó y le pegó sin asco a la postura infantil que tiene el ciclo que fuebandera del kirchnerismo en la televisión pública. El programa en su triste papel de ser más kirchnerista que Kirchner, hace tiempo que cayó en la misma "imbecilidad estructural" que tiene el Grupo Clarín con sus lacayos al servicio de Magnetto. No puede ser que ante la menor crítica de los invitados al piso sobre las políticas del gobierno, algunas acertadas y otras ¡no! (entiendanlo muchachos), salte el impresentable Orlando Barone o la "irónica" Sandra Russo a morder, como dijo el propio Forster "en la yugular", y para colmo de males, sin argumentos ¿se acuerdan de este papelón de Barone con Victoria Donda?. Y en esas épocas la obsecuencia recién empezaba. Ahora la cosa se ha desmadrado y cuando se presentó la intelectual de derecha Beatriz Sarlo se llegó al tope en donde los "intelectuales" del grupo Carta Abierta empezaron a marcar y a hacer notar las grietas del panel de fanáticos que ya son émulos despreciables deMarcelo BonelliJulio Blanck y Van der Kooy, pero de la vereda de enfrente del negocio. Cargar a Bonelli, cuando Barragán tampoco tiene muy buena dicción que digamos (igual que muchos de nosotros), es victimizarlo. Pegarle al fachimacrismo porque su líder no se sabe expresar, es elevarlo en las encuestas. ¿La discusión ideológica donde está?. Lo dijimos en este posteo , si el kirchnerismo no baja los decibeles de esa soberbia mal adquirida, no va a avanzar mucho más, al contrario, va a generar un odio visceral en propios y extraños que lo va aniquilar. Que los comunicadores de la administración central no olviden esta nota de Ciccioli a Galtieri (a partir de los 2:50) donde el entrevistador, con su ataque visceral, hace que el espectador termine poniéndose del lado del victimizado ex general etílico. Esta "táctica" de ataque permanente no sirve más muchachos, y menos, cuando uno encima tiene más de un muerto en el ropero.
Fuente: NOTERODEAPIE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares