domingo, 4 de diciembre de 2011

Más Solari en Tandil: "el pogo ricotero a full"



Leer nota del Portal ABCHoy completa (hay más fotos en slide del recital)




Adunamos "otra visión" de la fiesta ricotera. Tefa nos dice en facebook:


 ATRAPADOS EN LIBERTAD
Son dos. Las caras de esta última Misa habrán de ser dos. Dos mundos, a muy pocas cuadras de distancia, se debatían entre la alegría y la indignación. El pogo más grande del mundo tuvo una antesala que difícilmente se podrá olvidar, un sabor amargo que queda atragantado en la memoria de los fieles ricoteros.
Una suerte de batalla campal se libraba a unos metros de las entradas oficiales, por Newton y Ugalde (y sus calles aledañas), a fuerza de balas de goma (inédito en la aldea), policía montada, corridas, mucha patoteada a gente del barrio y a familias que sólo cometieron el "pecado" de acercarse a escuchar y ver de qué se trata ese espectáculo íntegro que hace a cada llegada del Indio a nuestra pacífica comarca, que a su manera intentó acompañar, como lo hace cada año que esto sucede (cosa que parece, no se recordó exactamente, confundiéndonos a los tandileros con algún otro tipo de público).
Jóvenes atacados a "gomazos", varios con la cabeza rota (tres al menos, dicho esto por gente, también indignada, que se encontraba atendiendo a los heridos en el Hospital móvil).
El joven ricotero, como todos los que se quedaron pese a todo, escucha y sentado espera por el "milagro" que siempre fue parte del rito: entrar gratarola (porque de 80 y 120, a 180 manguitos, de un año a otro, hay cierta diferencia), aunque no haya sido en el 2do tema y habiéndose vendido la base de entradas puesta por la organización. Al fondo, la policía, con sus escudos y los caballos, que hasta hace un rato "petardeaban" con balas de goma a diestra y siniestra.
Minutos más tarde (luego de una hora y media), desde la organización abrían las puertas. Sinceramente, muy fea la postal, desbordando violencia por donde se la mirara, de manera absolutamente innecesaria. Y para eso basta un simplísimo botón: darse una vuelta en la previa para tantear que en esas miles de almas plenas de ricota, se plasma la alegría y la pasión por la música, y nada más.
El pogo más grande, según algunas voces, se sintió en su temblor aún más que el del año pasado. El temblor del Hipódromo y el de quienes vivenciaron los años más difíciles y tuvieron que revivir una escena más (otra vez) de ese negro capítulo de nuestra Historia.
Maldición, no fue un día tan hermoso... La pregunta que queda flotando es ¿por qué? ¿Quién contrató el servicio de esos mercenarios, que a la hora de atrapar a los grandes de "guante blanco", y realmente proteger y organizar la salida y el tránsito brillan por su ausencia, pero en su cagonería, vestidos de uniforme y armados, son muy cocoritos ante una mujer con sus hijos? ¿Quién fue?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares