jueves, 18 de octubre de 2012

17 de Octubre de 2012 en la sede partidaria...y algunas reflexiones sobre lo visto y escuchado






Una vez en la vida la sensatez se esparció por la dirigencia tandilense, y se celebró un nuevo aniversario del día que el subsuelo de la Patria sublevada cambio la Argentina para siempre. El 17 de Octubre tuvo un colorido distinto este año: todos en la sede institucional del justicialismo tandilense . Desde el fondo de la historia del peronismo, tiene en su ADN la marca de movimiento y no partido en su estructura política y social. El peronismo no representa una facción sino expresa un variopinto conjunto de sectores y actores que expresan identidades diferentes, unidas por una ideología y una doctrina: que elaboró, explico y puso en acción el Gral Perón durante su primer gobierno, la resistencia peronista y que heredamos los argentinos que profesamos esta pasión política. Esto viene a cuento por las canciones que cantaban los jovenes de la JP, y que sin ofender, atrasan en la dinámica política y social que el justicialismo hoy expresa. Es una vieja discusión que la explico  Perón desde sus orígenes y fue resignificada en el largo proceso histórico que conocemos como La Resistencia Peronista, por las distintas expresiones de la intelectualidad y militancia que surgieron en esa época y que tuvo un punto culminante durante los finales de los 60 y comienzo de los 70. Un ejemplo y antecedente de primer nivel fueron los trabajos universitarios de LAS CATEDRAS NACIONALES surgidas en el seno de la UBA, después de la intervención de la dictadura militar de Onganía. Hoy esa discusión esta superada. Somos un MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL. El Partido Justicialista es la herramienta electoral para competir dentro del marco constitucional que impera en la República Argentina. Tal vez, durante este largo periodo democrático que estamos viviendo los argentinos, pueda servir para la formación de nuevos dirigentes, pero la esencia del Justicialismo, es su estructura movimientista. 
En Tandil, como en muchas ciudades del interior del país, pueda expresar la cara del peronismo, y ser la sede de muchas actividades políticas, sociales y culturales de las distintas corrientes que conforman el Movimiento Nacional Justicialista; pero nada más. 
Y como en todo grupo humano están los pícaros que quieren vender gato por liebre, presentando falsas antinomias-partido/movimiento-para tirar agua para su quintita particular. 
Refresquemos la memoria y aprendamos de la experiencia; en Tandil hace 25 años que no somos gobierno, gracias a la acción y omisión de nuestros dirigentes locales y algunos pícaros foraneos, que no quieren que Tandil tenga el peso político que la ciudad representa en el territorio bonaerense. 
Este 17 de Octubre puede servir para hacer una pausa en la militancia cotidiana y reflexionar sobre nuestros errores y como superar una contradicción que nos humilla: desde hace mucho tiempo la Nacion y la Provincia la gobierna el Justicialismo y en Tandil somos una fuerza minoritaria a nivel local. Mientras ganamos para las nacionales y provinciales, perdemos acá, en nuestra ciudad. Como dice irónicamente Tato Bores: o somos un manojo de boludos o no asumimos la responsabilidad de gobernar la Comuna de Tandil, porque estamos más cómodos siendo oposición, al mejor estilo del radicalismo desde 1945. Pensemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares