domingo, 10 de abril de 2011

Hoy se vota en Salta: Voto electrónico el riesgo de una ilusión.



No son pocas las personas que se oponen a este sistema por carecer de una forma tangible de control y fiscalización de los votos por cualquier persona. De hecho este fue uno de los argumentos presentados por el Tribunal Constitucional alemán en 2009cuando desechó el uso de urnas electrónicas para las elecciones. "El votante común no puede comprender, sin conocimientos especiales previos y sin la ayuda de especialistas, cómo es el proceso por el que se recibe y se contabiliza su voto, y tampoco tiene garantías de que el voto emitido sea captado de la misma manera por la computadora".  Países como Japón, por ejemplo, siguen utilizando boletas de papel, pese a ser uno de los más avanzados en el mundo en materia de tecnología. El ministro Aníbal Fernández fue el encargado de dar por tierra la idea de varios políticos sobre el voto electrónico. "Este gobierno está a muerte en contra del voto electrónico,  ya que la digitalización "deslegitima" las votaciones. El actual proceso electoral que se aplica en la Argentina por otorgar certeza y seguridad.  "El único sistema confiable es votar con papel", expresó.

"El votante común no puede comprender, sin conocimientos especiales previos y sin la ayuda de especialistas, cómo es el proceso por el que se recibe y se contabiliza su voto, y tampoco tiene garantías de que el voto emitido sea captado de la misma manera por la computadora".Otros países optaron por sistemas de votación en donde los electores marcan las boletas para que, luego sí, una máquina se encargue de leer esos datos de forma rápida durante el escrutinio.  El ministro Aníbal Fernández fue el encargado de dar por tierra la idea de varios políticos sobre el voto electrónico. "Este gobierno está a muerte en contra del voto electrónico,  ya que la digitalización "deslegitima" las votaciones. Usted está seguro que toca un botón y ese voto es positivo?. "El resultado final usted no lo puede saber porque el voto es secreto", sentenció. 
Richard Stallman, uno de los líderes del movimiento del software libre en el mundo, declaró en el prólogo del libro "Voto electrónico, los riesgos de una ilusión" (que se puede descargar gratuitamente en formato PDF): "Muchos activistas de software libre piensan que usarlo en la máquina de votación asegura una elección honesta. Usar software privativo es malo aquí, como siempre: el fabricante podría diseñarlo a sus anchas para fraude. Pero ser libre no basta, porque luego la autoridad electoral podría hacer el fraude. El único sistema confiable es votar con papel".
El voto electrónico, visto como una panacea por “tecno-optimistas” para las democracias modernas y como una “caja de Pandora” por sus críticos por posibles manipulaciones, vive este domingo una “prueba de fuego” en Salta, donde un tercio del electorado probará una variante de este sistema.
Por el momento, la Argentina se encuentra lejos de los cuatro países que lo utilizan en forma masiva: la India, Filipinas, Brasil y Venezuela.
Tampoco está en las antípodas de estas naciones, como es el caso de Alemania, Holanda y Bélgica.
En la provincia de Salta, hoy se lleva a cabo la experiencia de votación con el sistema electrónico de mayor alcance en la Argentina. Se hace en 79 escuelas y en 725 mesas, lo que equivale a un tercio del padrón.
En total hay 244.702 ciudadanos que podrán sufragar con esta nueva modalidad, mientras que 568.179 lo podrán hacer con voto de papel, para componer un padrón total de 812.881 personas.
Por una ley, la provincia norteña deberá cubrir el 66% del padrón en la elección de 2013 y al total de los votantes en 2015.
Las mesas con voto electrónico se encuentran en seis municipios:Orán, Metán, Salta Capital, Cafayate, San Lorenzo y La Caldera.
En rigor de verdad, la prueba salteña es de “boleta electrónica” y no la de “urna electrónica”.
¿Cómo funciona el sistema?
Para entender como funciona el sistema, es importante tener presente los siguientes puntos:
  • El primer paso es elegir en la pantalla táctil si se desea votar una lista completa, optar por elegir candidatos de distintos partidos para cada cargo, o emitir en blanco el sufragio.
  • Si se selecciona la lista completa el sistema mostrará un despliegue de la misma para corroborar los nombres de los candidatos. En cambio, si se opta por el "corte de boleta" habrá que elegir uno por uno a los postulantes.
  • Si es correcto se confirma el voto, el cual se imprime en un papel especial que contiene un chip. Caso contrario se puede regresar y comenzar de cero.
  • Concluida la impresión de la boleta, la persona debe pasar el chip por un scaner instalado en la misma máquina y deberá chequear que en la pantalla se muestre lo mismo que eligió.
  • Posteriormente, el elector deposita el voto en la urna tradicional.
  • Un procesador informático en la boleta sirve para cotejar luego con la máquina la coincidencia en el número de electores y entrega el resultado. El acta de la urna es enviada por Internet al centro de cómputos.
  • Durante el escrutinio los fiscalizadores sólo deberán pasar los chips por otra computadora para sumar los sufragios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Google

Loading...