martes, 29 de abril de 2014

Plenario de la militancia en el Mercado Central

.
El diputado Roberto Feletti habló en un panel donde opinó que "el Gobierno ha dado una batalla inédita para que la restricción externa no se resuelva contra el ingreso popular".
El diputado nacional del Frente para la Victoria por la Ciudad de Buenos Aires, Roberto Feletti, participó en uno de los paneles que se llevaron adelante en el Mercado Central como parte del Plenario de la militancia, que fue convocado por diversas agrupaciones afines al kirchnerismo bajo el lema “La militancia debate y construye futuro”.

Durante su exposición, Feletti destacó que “desde 2012, el Gobierno ha dado una batalla inédita considerando los últimos treinta años” y aseguró que la misma “va a ser histórica y recordada, porque por primera vez la restricción externa, la falta de dólares, no fue resuelta en contra del ingreso popular”, a diferencia de lo acaecido en otras épocas, como las crisis de 1981/1982, 1989/1990, 1994/1995 y 2001/2002.

En ese sentido, indicó que “al encontrarse con una faltante de divisas, el Gobierno peleó tenazmente por resolver la restricción externa en forma autónoma e independiente” y opinó que “este es el dato más importante por el cual nos tenemos que sentir orgullosos de la Presidenta y del proyecto que ella encabeza”.

Para Feletti, esta política permitió romper con la lógica en función de la cual “cada vez que faltaban dólares, el poder económico asaltaba las reservas y producían un desastre contra las jubilaciones, los salarios y el gasto público”, ruptura que fue posible gracias a “la obstinada resistencia por defender el mercado interno, por sostener el salario y enfrentar la falta de divisas desde una posición autónoma”.

Siguiendo esa línea, el economista se preguntó a qué se debe la escasez de dólares y respondió que la misma responde a tres factores, agregando que “es muy importante entender esto, porque va a ser el gran debate de los próximos tiempos”.

En primer lugar, señaló, “el Gobierno hereda una deuda monumental y la reestructura honrosamente”. Sobre el particular, subrayó que “es la primera vez que hay una reestructuración de deuda en la Argentina en favor de los intereses del país”, a diferencia lo ocurrido con el Plan Brady en 1992 y con el Megacanje en 2001. Pero si bien la reestructuración emprendida en 2005 y completada en 2010 fue “exitosa”, la misma generó lógicamente obligaciones, razón por la cual “todo el segundo mandato de nuestra Presidenta, pero especialmente los años 2012 y 2013, estuvieron signados por fuertes vencimientos de deuda, que se saldaron con pagos constantes y sonantes”.

El ex viceministro de Economía se refirió además a la energía como “el segundo componente de la falta de dólares”. Al respecto, explicó que “a partir del último trimestre de 2010 comenzamos a tener una desbalance de divisas negativo en la cuenta de energía” y añadió que “como el Gobierno no elige ser competitivo con los salarios”, entonces al perder ese vector de competitividad que es la energía “comienza una tensión muy fuerte, que incide en la falta de dólares”. Finalmente, “el tercer tema es la relación industrial con Brasil, una relación comercial desfavorable con nuestro principal socio comercial”.

Entonces, el legislador kirchnerista evaluó que “ahí hay básicamente tres núcleos que hacen que el Gobierno tenga que enfrentar esas tensiones” pero celebró que “lo hizo con éxito, dando la pelea en base a lo que cree, priorizando el mercado interno, la capacidad de ser competitivos y exportar industria pero sin extraer esa competitividad del salario sino de otros factores”. Por eso, analizó, “este es un activo de este modelo que hay que defender, porque va a estar en discusión”.

Además, Feletti remarcó que “si la Argentina resuelve el problema de pérdida de competitividad derivado de la energía –y para eso cuenta con yacimientos gracias a la expropiación de YPF- se plantea la perspectiva de recuperar el autoabastecimiento energético y obtener así un factor importante de competitividad para la industria y para el balance de divisas”.

De cara al cierre de su presentación, el diputado planteó “una serie de discusiones que hay que dar en torno a la competitividad y al balance de divisas”.

Al respecto, enumeró: “en primer lugar, la necesidad de desarrollar el autoabastecimiento energético; por otra parte, la defensa férrea de la industria; en tercer término, aparece la necesidad de que el sector agropecuario transfiera renta para el desarrollo industrial, porque eso es lo que genera empleo; y por último, se impone la defensa del mercado ampliado que hemos conseguido en Suramérica para nuestras exportaciones”.

Asimismo, Feletti analizó que “en lo relativo a la discusión del problema agroalimentario, estamos observando que las comercializadoras de granos acopian”. En esa dirección, dijo que “ya el silo bolsa no es propiedad de quien tiene la tierra, sino que es propiedad de las cerealeras, con lo cual pueden regular el abastecimiento”. Por lo tanto, y aclarando previamente que se trata de una opinión estrictamente personal, propuso que “junto con la expropiación de YPF, sería interesante comenzar a discutir la posibilidad de contar una empresa comercializadora de granos estatal”.

Sobre el final, indicó que “en esas claves está el futuro”, al tiempo que aseguró que “con energía, con caída de los vencimientos de deuda, con un mercado interno potente y con una buena inserción regional, el futuro es muy promisorio para el país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares