domingo, 29 de julio de 2012

Vacaciones de Invierno en Brasil: Recorremos San Francisco do Soul, Joinville y Palma de Arvoredo


Muelle y al fondo las casas de los comerciantes

En post anterior contábamos algunas de las experiencias que fuimos recogiendo en nuestro viaje al sur brasileño. Nos quedaron algunas cositas en el tintero, que iremos contando en este y en el  próximo y último  relato sobre las vacaciones en Brasil.
Uno de los objetivos que nos propusimos para este recorrido por el Estado de Santa Catarina, fue volver a  Sao Francisco do Soul, la ciudad más antigua del Brasil y ubicada en la isla más grande del Estado de SC. Copio breve información de Wikipedia sobre sus origenes:
"San Francisco de Mbiaza, también llamada San Francisco de Ybiazá o San Francisco de La Vera. Villa colonial española de efímera existencia ubicada en las costas sudamericanas del océano Atlántico...
En 1515 Juan Díaz de Solís arribó a la bahía llamada de Babitonga por los nativos y denominó al principal puerto de ésta con el nombre de San Francisco en homenaje a san Francisco Javier. Algunos años más tarde, los remanentes de la malograda expedición de Juan de Sanabria, enviada por Carlos V, rey de España, para poblar las tierras del Río de la Plata, viéndose amenazados por una tempestad desembarcaron del bergantín llamado La Concepción, en el sitio que Juan Díaz de Solís había denominado San Francisco , permaneciendo entre los años 1553 a 1555.

Casco histórico y al fondo la Iglesia

En tierra firme, con la ayuda de los nativos de la etnia Cariyo, iniciaron los españoles la construcción de una pequeña capilla donde colocaron la imagen de Nuestra Señora de la Gracia conforme a la promesa hecha durante la tempestad que enfrentaron durante el viaje. Alrededor de la capilla se establecieron ocho casas o chozas hechas en gran parte con hojas y troncos de palmeras recubiertas de barro.
Fue en esa época que nació en San Francisco de Mbiaza Fernando Trejo y Sanabria hijo del jefe de la expedición y de Doña María de Sanabria, Fernando de Trejo y Sanabria luego sería famoso como obispo del Tucumán e ilustre fundador de la célebre Universidad de Córdoba (Argentina)[...] En las proximidades de esta antigua población hispana se ha desarrollado la hoy brasileña ciudad de São Francisco do Sul, en el extremo noreste del estado de Santa Catarina cerca del límite con el estado de Paraná."
Navegando por la Bahia de Babytonga
Lo interesante del viaje fue que nos acercó a dos importantes ciudades: la ciudad y puerto Itají y Joinville. La primera es el tercer puerto en importancia de Brasil, por donde se exporta la producción de carne aviar (pollo), soja y cerdo del Estado Brasileño. También es un astillero de gran producción de barcos. Circulando en la combi que nos llevaba al atracadero de Joinville pudimos ver la inmensidad productiva de este país; había en construcción tres grandes embarcaciones y otras más pequeñas casi terminadas, La ruta BR 101 nos llevaba a toda velocidad hacia nuestro destino. En el camino detuvimos la marcha para ver una réplica de la Nao que llegó a la bahia de Babitonga ( que significa en idioma nativo: ala de murciélago, por la forma que tiene esta parte de la geografía que íbamos a navegar). 

Réplica de la primera Nao que llegó a San Francisco
Ya entrando a la ciudad de Joinville vemos en una muestra de la gran potencia económica que es el país del verde amarelha: Tupí la fundición más grande de Sudamérica, con 14 mil trabajadores empleados; a la derecha de la ruta se levantaba la inmensa fábrica-varias cuadras de largo- y a la derecha vemos la Escuela Técnica y el Polideportivo para sus empleados y personal jerárquico.
El itinerario de navegación se desarrolla dentro de la bahía de Babitonga y entre un conjunto de islas ( 14 ) que son de propiedad privada-lo que significa que el barco no atraca en ninguna de ellas-; salvo un islote de la Marina Brasileña que hoy está desactivada- se divisan solo los restos de las construcciones que sirvieron de abastecimiento a barcos y submarinos aliados durante la segunda guerra mundial- en todas las otras islas hay casas de fin de semana de la elite industrial y ganadera de Sao Francisco do Soul.
Llegando al muelle de San Francisco

El barco toca la sirena de arranque a las 10:30, navega hasta las 12:30  que llega al atraque de la zona histórica de San Francisco, y vuelve al puerto de partida, a las 16:30 hs. Se almuerza entre las 11:30 y 12:30. El valor de la excursión cuesta R$ 110,00; alerta para los operadores turísticos de Argentina que en Cataratas en estas vacaciones no bajaban de $ 300,00 ninguna excursión-sin comida-. Y esto lo puedo repetir para todas las otras excursiones que realizamos, desde Camboriu, hacia los distintos puntos paradisíacos de la costa catarinense.
Almorzando en el Príncipe Joinville
Desembarcamos y nos fuímos al centro de la ciudad de Joinville ( también llamada la ciudad de las bicicletas, de las flores o de los Principes; otros la llaman La Manchester Sudamericana), visitamos el Museo de la ciudad y el Paseo de las Palmeras Imperiales.


Museo de Joinville

Paseo de las Palmeras Imperiales

 La vuelta nos encontró cansados y satisfecho por el hermoso día y la imagen de la fabulosa Mata( bosque ) Brasileña(protegida por ley) que con sus playas de aguas claras y cálidas y arenas con gran contenido de cuarzo-lo que permite tener una arena fresca y finísima- hacen que la costa brasilera tengan a los argentinos, entre otros, entre sus principales visitantes.
Playa de Buraco

Para terminar este largo posteo, quiero rescatar una zona nueva para el desarrollo turístico: Palma de Arvoredo. Playa amplísima y emprendimientos urbanos que no sobrepasan los 6 o 7 años de antiguedad. Vale la pena visitar. El camino bordea la costa atlántica y se aprecian las sinuosidades geográficas que forman bahias (llamadas Ganchos) donde se asientan villas de pescadores artesanales.  Agrego para apreciar algunas imágenes. 
Vista panorámica de Palma de Arvoredo

Los Ganchos: refugio de los pescadores
Puerto de Pescadores artesanales
Playa de Palma de Arvoredo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares