sábado, 28 de julio de 2012

Vacaciones en Brasil: Una pequeña guia para turistas argentinos




Estas vacaciones del invierno 2012, partimos hacia Brasil; es decir, al Estado de Santa Catarina. Lo primero que debemos apuntar son dos cuestiones básicas para cualquier argentino que vacaciona fronteras afuera: 1.- Hay dos cambios: uno el que pagamos usando tarjeta de crédito y débito y otro es que que transamos en casas de cambio fronterizas o en las ciudades. El primero es más barato, pagás lo que gastás al cambio oficial(argentino) de alrededor de 2,50 por cada Real(moneda brasilera), mientras que con el otro, se maneja de acuerdo al mercado (frontera: $ 100= R$ 38 u 37, o los arbolitos: $100= R$ 33). Y la otra cuestión es que nos internamos en un país diferente, con costumbres diferentes y en el caso brasileño, con leyes que se cumplen a raja tabla. Un ejemplo: no cruces por fuera de la senda peatonal, porque te pasan por encima; en caso contrario, todos paran si o si. 

Cualquiera que viaja seguido sabe que hay dos rubros a tener en cuenta cuando hace las cuentas: alojamiento y comida. En el caso del alojamiento (hoteles, hostales u departamentos, es  recomendable contratar en el país  y a través de una agencia de viajes; es más barato y tenés a quien reclamar en caso de diferencias entre lo ofrecido y lo recibido. Por tu cuenta solamente hacelo en caso de tener experiencia y conocimiento de la mentalidad brasilera. Y la otra cuestión: la comida. Es un tema aparte, porque tenemos paladares diferentes y las costumbres cambian, desde el desayuno hasta las comidas- tanto almuerzo como cena-. Lo recomendable por precio y variedad son los tenedores libres o churrasquerias. Van de  R$ 11 a R$ 30 reales, de acuerdo a la calidad de la mercadería ofrecida. Se come mucho pollo, arroz y verduras. La carne es de Cebú, dura y poco sabrosa; generalmente la asan previo hervor para tiernizarla. El cerdo es bueno a la parrilla. Se lo recomiendo. Los restaurantes, de mediana calidad, no bajan de R$ 90 o más por persona. Un detalle: los platos  generalmente son abundantes y pueden comer dos o tres comensales. La bebida no es cara ( lata de gaseosa o cerveza R$ 4, o R$ 8 la botella de 700 cm3) , salvo el vino. Otros precios de tragos: van desde R$ 7 la Caipirinia o Daiquiri o R$ 3,50 un Café en las cafeterias(que son mesclas de almacenes, kioskos y panaderias, un detalle particular). Cafés como tenemos nosotros, solo en los Shopping los encontramos (Café a R$ 3,95 en el Shopping Atlántico de Camboriu, recuerdo). 

Si comparamos los precios con nuestras playas o zonas de turismo, tal vez, estén un poco más caro, pero no se refleja en el bolsillo si sabemos manejar donde y cuando comer. Siempre hay brasileños que te orientan en este sentido, hay que preguntar y decidir. En próximo post hablaremos de nuestra visión del Brasil actual; producto de lo visto, leído, charlado con la gente y lo que la TV refleja del país y el mundo. Adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares